La suscripción, los cambios-en consumo

La suscripción, los cambios-en consumo

Novedades en la economía de la suscripción están influyendo en los cambios de consumo, inclusive algunas marcas de automóviles ya están poniendo a prueba en partes de EEUU.

Ya no compras un coche, te suscribes.

Esto empezó siendo una vía para distribuir o tener acceso a contenidos, pero ya se están implementando en distintos tipos de rubro.

En los últimos años la percepción de adquirir un objeto de interés a cambiado, empezando por Spotify que en su momento de partida era novedad poder tener acceso a una amplia biblioteca de músicas por que anteriormente uno compraba cada música o lo descargaba de forma pirata, los consumidores empezaron a responder de forma agradable, este modelo fue aplicado también en las películas, documentales y series por la inicial conocida plataforma Netflix, también otros tips de contenidos como accesos a libros y como hablamos inicialmente, en vehículos.

Pagando una cuota, podemos tener accesos a los contenidos que buscamos, no son nuestros pero con una cuota generalmente considerable podremos tenerlo disponible siempre para nosotros. Esta economía de suscripción ya no solo se presentan para contenidos y entretenimiento, está llegando hasta en la compra de supermercados.

Este modelo podrá ayudar a las compañías a recuperar a los consumidores que estaban perdiendo. El rubro de automóviles ya está poniendo a prueba en algunas ciudades de Estados Unidos.


A continuación más información, fuente: RevistaGQ

La primera compañía en ofrecer este tipo de planes ha sido Cadillac. Por 1.800 dólares al mes, sus clientes pueden conducir sus cinco coches de gama alta. Y solo pagar un extra: la gasolina que consuman. Pueden cambiar de modelo a discreción –con algunas limitaciones, como la de no poder conducir más de dos coches un mismo día- y un trabajador de la casa se lo llevará al lugar que desee. Además, todas las peticiones se pueden realizar a través de una aplicaciónpara móviles, para no perder tiempo.

Por su parte, Porsche ha bautizado su plan como Porsche Passport. Por 2.000 dólares al mes, sus clientes pueden disponer de un 718 Boxster, un Cayman, un Cayenne, y un Macan. Si pagan 3.000 dólares, pueden añadir un 911 y un Panamera a este espectacular menú. Puede parecer mucho dinero, pero se pueden realizar cambios entre modelos a diario. De momento, solo está disponible en la ciudad de Atlanta, en donde la marca alemana tiene su sede en Estados Unidos.

Planes para todos

Pero no todos los planes de suscripción tienen por qué implicar coches de gama alta. Por ejemplo, Hyundai ha puesto en funcionamiento un plan llamado Unlimited+ (solo en California) para su coche Ioniq ElectricPor 275 dólares al mes, los suscriptores pueden disfrutar de un coche (si hubiera cualquier problema técnico les dan otro de repuesto), el seguro, las tasas (todos los impuestos incluidos) y como novedad, también les devolverán el dinero que hayan gastado en recargar el vehículo.

La propuesta de Volvo es más exclusiva. Por 600 dólares al mes sus cliente pueden utilizar su crossover XC40. Tras un año de pago (y comprometiéndose a estar 24 meses en el plan) se puede cambiar de coche. Es decir que cada 12 meses se puede estrenar uno nuevo. Además, Volvo ofrece la opción de comprar el vehículo.

De los planes de BMW y de Mercedes poco o nada se sabe. Solo que sus ejecutivos comentaron en el pasado Salón de Detroit que están pensando en subirse al barco, y que en los próximos meses harán públicos sus planes al respecto

About The Author

admin

No Comments

Leave a Reply

Instagram, gran tendencia en marketing digital.Inversiones publicitarias con vídeo